martes, 30 de septiembre de 2014

Los MOOCs han muerto (6)


Durante el verano concluido escribí una serie de posts con el título de "Los MOOC han muerto". Los edité en el microblog de Tumblr como un tema menor, a la ligera. Viendo el interés despertado los reescribo en Redes Abiertas, pensando también en quienes entonces estaban de vacaciones 
La idea era ir volcando reflexiones y datos sobre lo que considero la desaparición de esta modalidad de formación tal como se le concibe y su continuidad, al menos en espíritu, en la nueva modalidad de Educación Universitaria.
Otra idea, rebasada después por la dinámica de la cuestión, era también dejar  constancia de que desde 2011 algunos hablábamos de MOOC, pero pocos le dieron importancia. Ahora sucede al revés. Estamos en plena fiebre de estos cursos. Todas las universidades tienen sus MOOC propios, nadie quiere quedarse fuera,… Pero ahora en EDX, Coursera, Udacity y en sus universidades ya están en otra cosa.
En esta entrada veremos que, al igual que sucedia con Udacity, ahora EDX abandona en el fondo y en la forma los MOOC. Solo queda el nombre y el reclamo. Se convierten en máster estándares. En este caso con la complicidad de los pioneros del conectivismo y de los cMOOC, para escarnio de los seguidores de aquellas promesas.
Sin embargo la estructura dual es otro factor clave, a seguir, y que sin duda persistirá como un elemento que de una u otra forma será un distintivo de la nueva educación superior. 

En las tres primeras entradas de esta serie hemos visto primero cómo el nombre y el concepto tomado de los cursos masivos iniciales es abandonado. Primero por Coursera que —frente a los cMOOCs—, basa sus  cursos en un diseño instruccional clásico. Posteriormente hemos visto cómo los planteamientos, no sólo conectivistas sino los propios de Udacitity,  son abandonados y, lo que es más importante, criticados por Sebastian Thrun, aceptando su fracaso en la entrevista a Fast Company. Después vimos que se convierten en másteres clásicos. 

Frente a esto, Siemens  censura fuertemente la posición de Thrun y Udacity por haber engañado con sus planteamientos iniciales que no eran más que una operación de marketing.
Veamos ahora qué pasa con Siemens y en qué se convierten los MOOCs de EDX.
No se tome el contenido de estos microposts como algo escrito a la ligera, que hace hincapié en las posiciones personales, aunque eso sea el aspecto más llamativo porque llama la atención la inconsistencia de alguna de ellas, sino en los rasgos más sobresalientes de las propuestas ofrecidas por las agencias de cursos masivos, que muchas veces pasan desapercibidos. Pretendemos con ello establecer una progresión de los cambios otorgándoles sentido, de forma que adopten en conjunto el carácter de tendencia.

May 6, 2014, at 11:07 am.

Diseño instruccional, Siemens y EDX:
George Siemens describe en su blog, otrora señero, la nueva alternativa de EDX, también describe en qué consiste su trabajo en Arlington y en La Fundación Belinda y Bill Gates, de forma un tanto jocosa e intrascente:

El interés en hacer los xMOOCs más como son los cMOOCs (algunos bobos les han llamado MOOC 2.0 - jaja) parece estar creciendo. En particular, los proveedores de MOOC están agregando la componente “social” de la misma manera que las vitaminas se añaden a los alimentos, ¡”Ahora, con beta-caroteno”!
jo, qué gracioso, ¿eh George?.

Dejando de lado la vertiente frívola del asunto, que por cierto tiene mucho que ver con la tendencia detectada en Gestión del aprendizaje en Educación Superior y web sociallo cierto es que, como muy bien se señala en el gráfico de Matt Crosslin, si analizamos en el fondo de la cuestión del post de Siemens y en el más extenso de Crosslin en Open Learning  titulado significativamente Designing a Dual Layer cMOOC/xMOOC (El diseño de una doble capa cMOOC / xMOOC)la cuestión es que EDX ha creado una nueva modalidad de curso masivo con diseño instruccional, que eventualmente conduce a una acreditación y lo que es más importante a la inmersión de los alumnos de un determinado perfil en el sistema de educación universitaria de las universidades agrupadas por esta agencia.

El esquema de Crosslin es el siguiente:

image

La esencia es que permite pasar de una metodología (capa) a otra mediante pasarelas. 


Nominalmente en el formato cMOOC se generan grupos espontáneos de alumnos, que coexisten o se convierten en grupos de trabajo alrededor de proyectos conectivistas centrados en el alumno y al mismo tiempo  dotados con un “diseño” PBL. 



Ya solo de entrada y conceptualmente resulta difícil compatibilizar ambas cosas.


En el formato xMOOC hay módulos de contenidos “instructivistas”, secuenciados según la más estricta ortodoxia.

Quedan por determinar muchas cosas, algunas saltan a la vista:

En el gráfico se ven pasarelas de uno a otro. Las del xMOOC al cMOOC se ven claras, porque en el segundo no hay estructura instruccional, pero ¿con qué criterios y requisitos se pasa del primero al segundo?

Si finalmente el sistema conduce a un título, ¿cómo se aseguran de que en cada paso los alumnos reúnen los requisitos y conocimientos previos para incorporarse en ese punto?
En una clave de discurso de tertulia Siemens lo resuelve sin dar el más mínimo detalle:
“Creo xMOOCs y cMOOCs pueden trabajar juntos es como si fuesen  pistas paralelas, donde los estudiantes pueden navegar desde un “enfoque a otro” [¿cómo?].  Durante el designjam[1], describí esto como unas vías necesarias en base a las necesidades del alumno en función del tiempo en su aprendizaje. Por ejemplo, cuando me comprometo con una nueva área de contenido, me gusta un poco de estructura y orientación.  En otros momentos, tengo impulsos aleatorios para crear cosas. Los alumnos deben tener la libertad para hacer rebotar entre la estructura y las vías no estructuradas basadas en el interés personal”
Aunque a renglón seguido reconoce la incompatibilidad entre ambos sistemas:

“[los dos sistemas]  no se pueden mezclar. Los puntos de vista pedagógicos y filosóficos, son demasiado diferentes. Es como tratar de hacer un gato a partir de un perro. Entretenido, tal vez es, pero una empresa infructuosa.

Si es imposible y lo dice con ese escepticísmo, entonces ¿para qué está ahí? ¿Para entretenerse en reuniones divertidas como dice Crosslin?… al tiempo que ganan unos pocos dólares.

La descripción de Matt Crosslin en Designing a DualLayer cMOOC/xMOOC es algo más detallada pero no aclara las cuestiones de fondo. Tal como lo plantea el curso es casi en esencia un cMOOC con “clases particulares” de EDX para alumnos descolgados.
En el terreno tecnológico la descripción de la configuración y de las dificultades que han tenido es somera. Pero los problemas del aprendizaje como tantas veces hemos dicho no son problemas tecnológicos, aunque la tecnología los puede crear. Se limita a enunciar los problemas que pueden plantear las plataformas de EDX y cómo puede ser la plataforma para el cMOOC.
No hay aportación ni referencias a temas de aprendizaje (ya sabemos que renuncian a cuestiones de metodología e intervención docente que no sea instruccionalista).

Sin embargo no he podido, me ha sido imposible, seguir la lectura a partir de lo que dicen, motivado por la digresión de Dave Cornier sobre comunidades de aprendizaje, en la metáfora extensa y pormenorizadamente descrita  de la iglesia Yoido Full Gospel de Corea del Sur.

Pero llegados a este punto vayamos a la realidad de los hechos:

En la web de los cursos de EDX se anuncia, como uno más, el curso Data, Analytics and Learning, entre cuyos ponentes y staff se encuentra efectivamente George Siemens[2].

En la página propia del curso da una breve explicación de cómo funciona este curso:

Este curso experimenta con múltiples vías de aprendizaje. Se ha estructurado para permitir a los estudiantes a tomar diversos caminos a través de los contenidos de aprendizaje - ya sea en el formato EDX ya existente o en un formato auto-dirigido por competencias y aspectos sociales [Esto es todo lo que dice de MOOCs conectivistas]. Los estudiantes tendrán acceso a las vías que soportan tanto los a los principiantes como a los estudiantes más avanzados, con enlaces a recursos avanzados adicionales. Además de las interacciones dentro de la plataforma EDX, se animará a los alumnos a participar en conversaciones distribuidas en los medios sociales como blogs y Twitter [No dice nada de los grupos autónomos “adelante”, ni de las comunidades parecidas a la iglesia coreana].

Da esta información e inmediatamente transfiere, sin más explicaciones particulares, a las informaciones que se ofrecen para los MOOCs de EDX.
En particular en la página sobre preguntas más frecuentes, a la que hemos accedido, habla sin diferencia a otros MOOCs de EDX.
Sobre logro y certificación de logro textualmente dice:

§  Si usted planea utilizar su curso para las solicitudes de empleo, promociones o aplicaciones de la escuela, puede que prefiera tener un certificado verificado. Es también una gran manera de dar un incentivo para completar el curso y celebrar su éxito. 
§  El dinero que usted proporciona a edx como parte del proceso de certificado verificado será para pagar los cursos y mejorar edx. Así, mientras que hay una cuota mínima de un curso, usted puede ayudar a apoyar edx y otros estudiantes al optar por pagar más por el curso.
§  Un certificado verificado de progreso muestra que ha completado con éxito su curso edx y verifica su identidad a través de su foto y ID. Los certificados verificados están disponibles por una tarifa que varía según el curso.
§  Cuando usted se registra para un curso que ofrece un certificado verificado, se le pedirá que presente su foto y una foto de una identificación oficial mediante el uso de una cámara web. A medida que su curso avanza, es posible que se le pida que vuelva a verificar su identidad. Es tan simple como eso.
§  Ciframos tus fotos y los enviamos a nuestro servicio de autorización segura para su revisión. Utilizamos los más altos niveles de seguridad y garantizar que las imágenes se almacenan adecuadamente para su procesamiento.

image
No es difícil pues, en este caso, concluir que se trata de una operación de marketing, con la complicidad de Siemens, Cornier, Dragan Gašević,  etc. para aprovechar los flujos todavía existentes de cMOOCs.
Las conclusiones en el caso general son bastante más complejas e intentaremos hacer un análisis de lo aquí expuesto, que no es más que un post, en algún artículo o informe.

No obstante vemos que al final se detectan operaciones para
a)    Reconducir en una mega operación los flujos de los cMOOCs
b)    Aprovechar el prestigio de grandes universidades e
c)    Incluso la utilidad de teorías psico-pedagógicas, de eficacia probada, más directamente vinculada con estos entornos: Mastery learning y diseño instruccional

Concluimos igualmente estas operaciones se producen en un contexto de estrategias de marketing, o más propiamente de valores socialmente atractivos de estos estudios, pero cuya validez solo se acepta desde criterios de eficiencia de mercado.
En el rubro de lo positivo, desde una perspectiva centrada en el aprendizaje (no estamos en la onda maniqueista de rechazar el mercado como factor que determine importantes indicadores de calidad), vemos aspectos determinantes del éxito que coinciden con cuestiones de alcance en el éxito de las universidades. Son los factores de calidad pedagógica y de diseño de estas universidades, a ahondar como la parte más sustancial y clave de lo que deben incorporar nuestra universidades: En particular nos referimos a un:
  • Fortalecimiento de la investigación sobre aprendizaje, estrategias de enseñanza, evaluación, …
  • Un diseño instruccional muy potente.
  • Investigación formativa y basada en el diseño
                 
Como podemos observar estos aspectos, ya que no se trata de cosas sencillas y fácilmente comprensibles por el público en general, y no añaden nada al marketing, se  mantienen en un plano de discreción. Es la tramoya.

Y desde luego el punto fuerte de toda esta progresión es reconducir todo a programas universitarios clásicos, con evaluación, acreditación y certificación pagando. Pero haciéndolo de forma discreta, para no romper el encanto de las ideas iniciales del conectivismo: utilizar las experiencias personales y grupales como factor clave del aprendizaje, y para no abdicar de los propósitos de emancipación y promoción social de los primeros xMOOCs.


[1] ¿Qué es para Siemens designjam? Sabemos lo que es en el  diseño industrial basado en la comunicación, se trata de una forma de diseño que permite hacer frente sobre la marcha y en la fase de diseño, a las exigencias y retos sobrevenidos por las experiencias y en las manifestaciones de los usuarios (http://www.designjams.org/) . Pero ¿qué interpretación tiene en este caso?. Si están hablando de evaluación e investigación formativa o basada en el diseño, eso está inventado hace muchos años en la educación.  ¿Conocen Siemens y su equipo la investigación formativa?
Más que aclarar, esta es una de esas metáforas que por los supuestos implícitos y los guiños que contiene, lo que hace es enturbiar.
[2] Por cierto Siemens figura como profesor y Director Ejecutivo  del  Learning Innovation & Networked Knowledge (LINK) Research Lab, de la University of Texas en Arlington, que es además quien organiza el curso.Y además como  Co-fundador y Presidente de la Society for Learning Analytics Research.

Los MOOC han muerto (5)

Esta es la entrada clave de la serie
Este verano escribí una serie de posts con el título genérico de "Los MOOC han muerto". Los edité en el microblog de Tumblr de forma un tanto instrascendente. Viendo el impacto que tuvieron ahora los reescribo en Redes Abiertas, pensando también en quienes estaban de vacaciones 
La idea era ir volcando reflexiones y datos sobre lo que considero la desaparición de esta modalidad de formación tal como se le concibe y su continuidad, al menos en espíritu, en la nueva modalidad de Educación Universitaria.
En los posts anteriores se daba constancia a través de un debate, de que ya en 2011 algunos empezábamos a hablar de MOOC, pero pocos le dieron importancia. Ahora sucede al revés. Estamos en plena fiebre de estos cursos. Todas las universidades tienen sus MOOC propios, nadie quiere quedarse fuera,… Pero ahora en EDX, Coursera, Udacity y en sus universidades ya están en otra cosa.
También hablamos de gran cambio de los MOOC: del inicio de su andadura hacia la normalización como cursos formales con la aparición de un diseño instruccional muy depurado.
En la tercera entrada analizamos las declaraciones autocríticas hacia los MOOC de Thrun a Fast Company, que son el punto cero de la muerte de estos cursos, y que ahora retomamos poniendo de relieve la clave del cambio: cuales son los reales objetivos de los MOOC. Por último en la anterior vimos las repercusiones que tuvieron estas declaraciones en los fundadores de los cursos conectivos. Declaraciones que contrastan con su papel actual en la Fundación Belinda y Bill Gates, que veremos en la siguiente entrada: Hacen lo mismo, en esencia, en EDX que Thrun en Udacity.
Pero esta, la quinta entrada, es la clave de este tránsito, del de los MOOC a la nueva educación universitaria. Se resume en elpárrafo: 
Los cursos ahora no son MOOC sino programas de formación para disminuir o hacer desaparecer la brecha que existe entre la formación universitaria y las necesidades que tienen las empresas de nuevos profesionales cuyos perfiles se adapten a sus necesidades. Esto se suponía que era una de las principales causas de crisis de la universidad y que estaba detrás del éxito de los MOOC

image
3-May-2014. Los cambios en Udacity anunciados por Thrun.

El curso que hemos señalado de Georgia Tech es un ejemplo pues de la nueva línea iniciada por Udacity a partir de las declaraciones de Thrun en Fast Company.
Esta nueva línea se materializa en la  Open Education Alliance (OEA) donde se pone de manifiesto la nueva naturaleza de los cursos que sustituyen a los cursos masivos:


- Los cursos ahora no son MOOCs sino programas de formación para disminuir o hacer desaparecer la brecha que existe entre la formación universitaria y las necesidades que tienen las empresas de nuevos profesionales cuyos perfiles se adapten a sus necesidades. Esto se suponía que era una de las principales causas de crisis de la universidad y que estaba detrás del éxito de los MOOCs, así se dice que la OEA
“…es una alianza de los empleadores y los educadores al servicio de los estudiantes de todo el mundo en toda la industria. Proporciona acceso a la vanguardia de los profesuinales y a la educación post-secundaria relevante que empodera a las personas para perseguir una carrera exitosa en la tecnología.”

- Urdacity, como plataforma de universidades, participa en este proyecto junto con Google, Khan Academy y otras grandes empresas.

- Se conserva la denominación de los MOOCs porque está dirigida a alumnos de todo el mundo, y se conserva en el nombre la expresión “Educación Abierta”(¿?), pero como hemos visto en el curso Online Master of Science in Computer Science (OMS CS) la matricula es de casi 700$  y se exige la licenciatura como condición de acceso:
“La admisión en el programa de OMS CS requerirá una licenciatura en ciencias de la computación de una institución acreditada, o una licenciatura en ciencias relacionadas con una posible necesidad de realizar y aprobar cursos de recuperación. Georgia Tech se encargará del proceso de admisión a licenciatura.”
además de  otros requisitos adicionales.

- Sobre diseño instruccional, metodología docente, evaluación, y demás características pedagógicas nos remite a los cursos habituales de la universidad:
La OMS CS (nuevos cursos) ofrecerá contenidos educativos completamente a través del formato en línea masivo (plataforma MOOC Urdacity). Esto significa que será diferente de la residencial MS CS (Cursos presenciales de Georgia Tech), en algunos aspectos, como la estructura de la entrega y evaluación de los alumnos. 

Pero, y esto es lo importante,

la experiencia tendrá el mismo rigor que en el formato de campus.
Sobre todos estos temas la página web del OMS enlaza directamente con las páginas correspondientes del Máster, dando la información de éste como si fuese propia del OMS CS.

Definitivamente los MOOCs de Udacity se han convertido en Másteres con una cosmética de MOOC.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Los MOOCs han muerto (4)

 Este verano escribí una serie de posts con el título genérico de "Los MOOC han muerto". Los edité en el microblog de Tumblr
La idea era ir volcando reflexiones y datos sobre lo que considero la desaparición de esta modalidad de formación tal como se le concibe y su continuidad, al menos en espíritu, en la nueva modalidad de Educación Universitaria.
Este es pues el cuarto post de la serie. En el primero simplemente se ofrecía la constancia. a través de un debate, de que ya en 2011 algunos empezábamos a hablar de MOOC, en nuestro ámbito, pero pocos le dieron importancia. Ahora sucede al revés. Estamos en plena fiebre de estos cursos. Todas las universidades tienen sus MOOC propios, nadie quiere quedarse fuera,… Pero precisamente ahora en EDX, Coursera, Udacity y en sus universidades asociadas ya están en otra cosa.
En la segunda entrada hablamos de gran cambio de los MOOC: del inicio de su andadura hacia la normalización como cursos formales con la aparición de un diseño instruccional muy depurado.
Es la tercera entrada analizamos las declaraciones de Thrun a Fast Company, cuyo real impacto sólo empezaremos a vislumbrarlo en ésta y en las últimas entradas, con la creación de la OEA, y con las declaraciones de Obama que describimos en el micropost "La Open Education Alliance cuestión de Estado". 
imageAsí pues en las entradas anteriores hemos visto como el nombre y el concepto tomado de los cursos masivos iniciales es abandonado, primero por Coursera que — frente a un planteamiento basado en experiencias espontáneas (conectivistas) , sin diseño, procesos de evaluación, ni objetivos preestablecidos—, basa sus  cursos en un diseño instruccional clásico. Posteriormente los planteamientos, no sólo conectivistas sino los propios de Udacitity,  son abandonados y, lo que es más importante, criticados por Sebastian Thrun, aceptando su fracaso en la entrevista a Fast Company.
12 de febrero 2014 Respuesta de Siemens a Thrun:
Rosanna Tamburri entrevista a George Siemens en University Affairs. Esta entrevista la comento en Google+ , relacionándola con otras intervenciones mías.
La entrevista es muy interesante por todo lo que pone de relieve. Recomiendo la lectura del artículo completo. Tiene cosas muy buenas, como por ejemplo el resumen de la entrevista a Thrun en Fast Company, o la descripción del papel actual de Siemens, como Ivestigador principal de la  MOOC Research Initiative en un proyecto financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates para financiar la investigación que evalúa el impacto de MOOCs en la enseñanza y el aprendizaje.
Pero sobre todo, lo mejor es la extemporánea respuesta de Siemens a la pregunta acerca de “si, cuando estaban haciendo [Thrun y los de Udacity] la propaganda de los MOOCs, en el punto álgido del autobombo, ellos creían en lo que decían”:

Dr. Siemens: No, no creo que ellos estuvieran convencidos de lo que decían, no vivían lo que los MOOCs proclamaban que podían hacer en la época álgida del autobombo. Y debo mencionar que no eran realmente educadores [cuando hacían las proclamas]. Realmente las declaraciones provenían  de unos pocos individuos que tenían interés personal en sus empresas o sociedades de capital riesgo. Creo que tenía más que ver con el marketing, el posicionamiento y las relaciones públicas. Uno de los clásicos [ejemplos] fue la declaración de Sebastian Thrun de que en el futuro no habría más de 10 universidades y Udacity sería una de ellas. Y luego nos fijamos en su reconocimiento muy impactante, básicamente diciendo que nuestro producto era una mierda. Así que creo que las personas que se conducían así en la época del autobombo MOOC en realidad nunca tuvieron interés en el alcance de los MOOC. Ellos, en realidad, estaban tratando de posicionarse para un producto de nuevas tecnologías.
image
Foto de Siemens hecha por Downes.
Es importante recordar estas manifestaciones de Siemens cuando leamos la entrega sexta, y veamos su actual papel en el diseño de la Dual Layer cMOOC/xMOOC (La doble capa cMOOC / xMOOC).

domingo, 28 de septiembre de 2014

Los MOOCs han muerto (3)

Esta es la tercera entrada de una serie que este verano escribí con el título genérico de "Los MOOC han muerto". Los edité en el microblog de Tumblr, que utilizo para los posts de urgencia. Se pueden consultar desde la entrada primera en adelante.
En el primero de los posts simplemente se ofrecía la constancia. a través de un debate, de que ya en 2011 algunos empezábamos a hablar de MOOC, en nuestro ámbito, pero pocos le dieron importancia.
Ahora sucede al revés. Estamos en plena fiebre de estos cursos, se les dedican monográficos de revistas, secciones y mesas en congresos, cuando no congresos enteros. Todas las universidades tienen sus MOOC propios, nadie quiere quedarse fuera,… Pero precisamente ahora en EDX, Coursera, Udacity y en sus universidades asociadas ya están en otra cosa.
En la segunda entrada hablamos de un segundo gran cambio de los MOOC, tras el primero que supone la aparición de los xMOOC, y ya dentro de estos, hablamos de su andadura hacia la normalización como cursos formales con la aparición de un diseño instruccional muy depurado.
Es esta tercera entrada describimos y analizamos las declaraciones de Thrun a Fast Company, cuyo real impacto solamente empezamos a vislumbrar en las últimas entradas con la creación de la OEA, y ahora en las declaraciones de Obama que describimos en el micropost "La OEA (Open Education Alliance) cuestión de Estado. Pero no adelantemos acontecimiento, vayamos paso por paso.
image
14/11/2013.  La revista Fast Company entrevista a Sebastian Thrun. El significativo título es UDACITY’S SEBASTIAN THRUN, GODFATHER OF FREE ONLINE EDUCATION, CHANGES COURSE  lo comentamos en el post y preprint “El punto de inflexión de los MOOCs” y en otros artículos.
En esta entrevista Thrun declara que se han precipitado en definir sus objetivos en los MOOCs de Udacity de llegar a la gente marginada de los países pobres. Se han dado cuenta tras observar datos de finalización de los cursos y acerca de los perfiles de los seguidores, que los estudios e informes han puesto de relieve.
Como respuesta señala el propósito de iniciar un giro hacia una formación corporativa convencional de pago pero online. 
En palabras del entrevistador:
Aun así, no pude evitar sentir como si la visión revisada de Thrun para Udacity suponía una bajada desde el país de las maravillas educativas del que había hablado cuando lanzó la empresa. El aprendizaje, después de todo, es algo más que un conjunto concreto de competencias profesionales. Se trata de pensar críticamente y hacer preguntas, sobre la búsqueda de maneras de ver el mundo desde diferentes puntos de vista y no del propio. Estas, señaló, no son habilidades fácilmente adquiribles con vídeos de YouTube.
Thrun dice que no estaba argumentando que los cursos actuales de Udacity reemplazarían a una educación tradicional - sólo querían aumentarla. ”No vamos a hacer nada tan rico y poderoso como lo que una educación de artes liberales tradicionales ofrecería”, dice. Y añade que el sistema universitario es muy probable que evolucionará a cursos de formato más breve y  que se centran más en el desarrollo profesional. ”El medio va a cambiar”, dice.
En la entrevista señalan que en enero (de 2014) varios cientos de estudiantes de informática de todo el mundo comenzarían a tomar clases en el programa para obtener un título de maestría en línea que  ofrecen conjuntamente Udacity y el Instituto de Tecnología de Georgia. La matrícula es sustancial:  6600$ por el equivalente a un curso de tres semestres de estudio, pero inferior a un tercio de lo que un estudiante pagaría en Georgia Tech convencional. 
Ya ha pasado enero. No son 6600$, sino algo más. El curso pasó, de ser un xMOOC del anuncio, a ser un MOOC con matrícula, y ahora es un máster en una plataforma MOOC. Textualmente la información del curso dice que es
… un título de maestría en línea en Ciencias de la Computación, el primero de su tipo entregado a través de una plataforma MOOC. Esta es una nueva forma de que usted avance en el conocimiento y en habilidades con clases de informática avanzada. Y hay opciones flexibles para el aprendizaje con nosotros: se puede aplicar para el grado completo a través de Georgia Tech, o tomar clases particulares con la experiencia completa del curso Udacity.”
Como vemos es una suave transición.
La información está en https://www.udacity.com/georgia-tech
Muchos han visto la declaración como una admisión de derrota para la idea de que “los MOOCs suponen una democratización de la educación superior”. También supone la confirmación, como una cura en salud, de que en su esencia, Udacity, una empresa financiada con capital de riesgo, está más interesada en las ganancias que en ayudar a educar a los estudiantes menos favorecidos. 

sábado, 27 de septiembre de 2014

Los MOOC han muerto (2)

Este verano escribí una serie de posts con el título genérico de "Los MOOC han muerto". Los edité en el microblog de Tumblr, que utilizo para los posts de urgencia. Se pueden consultar desde la entrada primera en adelante.
La idea era ir volcando reflexiones y datos sobre lo que considero la desaparición de esta modalidad de formación tal como se le concibe y su continuidad, al menos en espíritu, en la nueva modalidad de Educación Universitaria.
Este es pues el segundo post de la serie. En el primero simplemente se ofrecía la constancia. a través de un debate, de que ya en 2011 algunos empezábamos a hablar de MOOC, en nuestro ámbito, pero pocos le dieron importancia.
Ahora sucede al revés. Estamos en plena fiebre de estos cursos, se les dedican monográficos de revistas, secciones y mesas en congresos, cuando no congresos enteros. Todas las universidades tienen sus MOOC propios, nadie quiere quedarse fuera,… Pero precisamente ahora en EDX, Coursera, Udacity y en sus universidades asociadas ya están en otra cosa.
En esta segunda entrada hablamos de un segundo gran cambio de los MOOC, tras el primero que supone la aparición de los xMOOC, y ya dentro de estos, hablamos de su andadura hacia la normalización como cursos formales con la aparición de un diseño instruccional muy depurado.

2013.-Coursera y el diseño instruccional.- 
En marzo de 2013, el Center for Intructional Technologie (CIT) de Coursera edita la versión 2.0 de la excelente guía de diseño de MOOCs titulada  Building a Coursera Course. Esta guía es un modelo de diseño instruccional que gloso y utilizo como referencia para el trabajo El diseño instruccional de los MOOCs y el de los nuevos cursos online abiertospersonalizados (POOCs), además de utilizarlos en otros artículos y posts. En ellos describo los elementos de diseño instruccional clásico (definición de objetivos, secuenciación de contenidos mediante los métodos clásicos, evaluación, etc.).  Este manual para los profesores de los MOOCs de Coursera pone de manifiesto una técnica muy depurada. Para su redacción han tenido en cuenta, sin mencionarlo explícitamente, todo el saber sobre este tema, y lo aplican magistralmente. Sin duda guías como esta constituirán elementos imprescindibles en la urdimbre pedagógica, no ya de los MOOCs que con estos cambios de planteamiento dejan de tener lo que constituía su esencia, sino de lo que será la nueva educación universitaria de calidad en un futuro. De hecho en Coursera ya lo es.
La guía está basada en los trabajos precedentes de L. Dee Fink, PhD Director del Instructional Development Program University of Oklahoma, titulados A Self-Directed Guide to Designing Courses for Significant Learning , en 2003.

Hay una versión primera de Building a Coursera Course. También señalan como precedente The Online Teaching Guide de la Duke University School of Nursing (DUSON),  Duke Center for Instructional Technology (CIT).

Mi asombro ha sido máximo cuando he visto que ponen como ejemplo de la secuencia elaborada, Detailed Coursera Planning Worksheet,  el resultado de aplicar, lo que consecuentemente con lo que dicen en la guía, es la Teoría de la Elaboración, en un curso, a la unidad titulada HOMEOSTASIS & BASIC MECHANISMS. ¡Fantástico! 


image
Al leerlo me ha venido a la cabeza la tabla con secuencia, evaluación, recursos y demás elementos del diseño que construí para una asignatura de un Máster de la Universidad de Alcalá. Es posible que en el procedimiento haya utilizado alguna versión de la guía que no recuerde. Pero finalmente al buscar entre mis documentos la he encontrado y es esta:
image

O en un plano más detallado podemos ver la tabla para construir una secuencia elaborativa a partir de cuatro niveles de elaboración, en el tema de Programación Lineal para la asignatura de “Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales” (Secuenciación de contenidos…, pág. 168):
image
Pero sobre todo invito al lector a que haga una reflexión sobre los planteamientos iniciales de Siemens y de Downes y las formas de trabajar de los grupos de diseñadores de Coursera.

En conclusión, Coursera utiliza para sus MOOCs los conocimientos y procedimientos más depurados por la teoría del diseño instruccional. Hay pues una linea de continuidad con la mejor tradición del diseño de cursos y programas de formación. Y esa tradición como hemos visto en la primera entrada no es la de los MOOC. 

En este sentido MOOC es una etiqueta vacía. Sin embargo las instituciones que copian la franquicia MOOC siguen la etiqueta, pero no el contenido. En MiriadaX como en otros MOOC españoles no hay un diseño instruccional de calidad explícito. Al menos no tengo noticias de que exista y créanme que me gustaría mucho que alguien me demostrase mi error.


Seguiremos con los cuatro puntos restantes en próximas entradas.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Los MOOC han muerto (1)

Este verano escribí una serie de posts con el título genérico de "Los MOOC han muerto". Lo hice en el microblog de Tumblr, que utilizo para los posts de urgencia. Se pueden consultar desde la entrada primera en adelante.
La idea era ir volcando reflexiones y datos sobre lo que considero la desaparición de esta modalidad de formación tal como se le concibe y su continuidad, al menos en espíritu, en la nueva modalidad de Educación Universitaria.

Muchos dirán, sobre todo desde nuestras universidades y desde las latinoamericanas, que es exagerada la expresión. Sobre todo cuando para ellos la perspectiva es de máxima vigencia del fenómeno. Su visión es que están en el punto álgido.

Una de las tesis de la serie es esa: Remarcar la ceguera acrítica con que este fenómeno ha ido acompañado, que impide ver más allá de los aspectos más superficiales del asunto. Justo lo que el marketing de los MOOC pretende. Un análisis no tan superficial nos haría ver que han sucedido cosas en el epicentro de los MOOC, donde el proceso se generó, que han cambiado radicalmente la tendencia y han puesto de manifiesto cual es el autentico horizonte, hecho ahora realidad, más allá de las promesas. Ahora ya sabemos la respuesta a la pregunta de cual es el modelo de negocios de los MOOC.

Pero para eso hay que leer una por una las siete entradas.

La otra intención era que estas ideas estuviesen en circulación en otoño, a comienzos del curso, que es cuando se suelen celebrar los congresos y cuando estaba previsto que saliesen los numerosos monográficos de revistas dedicados al tema.

Pero el hecho es que el verano y las vacaciones por un lado y la vorágine del principio del curso por otro, han propiciado que la difusión sea limitada, a juzgar por los resultados.
Ahora ya, cuando todos estamos en nuestros puestos de brega, vamos a reeditar, con algunas correcciones que las prisas impidieron, las siete entradas en Redes Abiertas y en los blogs sindicados a él.
Esta es pues la primera


En esta entrada y en las que siguen vamos a ver que los MOOC tal como se concibieron, en sus dos modalidades, ya no existen: han muerto. 
Alguien podría decir que en febrero de 2013, en las Jornadas de Campus Virtuales de Mallorca dije que “los MOOCs habían venido para quedarse”. Aunque aparentemente contradictorias ambas ideas son compatibles, como vamos a  ver. En las últimas formulaciones de EDX, Coursera y Udacity, los cursos masivos se han convertido en algo distinto. Como consecuencia, después de los cambios provocados por las mismas causas que han inducido  los MOOC, ya nada será igual que antes en la Enseñanza Universitaria. Esos cambios permanecen. En ese sentido los MOOC se han quedado entre nosotros, tan solo con su espíritu.

Pero volvamos al principio de la historia


En 2011, cuando algunos empezábamos a hablar de MOOC, pocos le dieron importancia, sólo gracias a la particulares gestiones de Carina Gonzáles, Presidenta de la Red de Campus Virtuales, pudimos introducir una mesa en Mallorca, y a última hora, y gracias  a la invitación de Francisco José Martínez y de Alfonso Infante pude escribir un artículo sobre el tema en una revista especializada.


Ahora sucede al revés. Estamos en plena fiebre de estos cursos, se les dedican monográficos de revistas, secciones y mesas en congresos, cuando no congresos enteros, todas las universidades tienen sus MOOC propios, nadie quiere quedarse fuera,… Pero precisamente ahora en EDX, Coursera y Udacity, en sus universidades asociadas ya están en otra cosa.

Veamos la secuencia

2011.-
George Siemens y Stephen Downes, creadores oficiales y primeros organizadores de los MOOC niegan la investigación comme il faut, es decir la investigación como verificación de principios teóricos, sea en su modalidad de análisis empírico, de contraste de hipótesis, de investigación formativa, basada en diseño, o de tipo cualitativo en general,  y dicen que lo que fundamenta, lo que da validez a sus teorías y a los MOOCs son su experiencias, la experiencias personales de los cursos que han realizado:

image

30-junio-2011. Siemens es entrevistado por Jose Mota, de la Universidade Aberta de Portugal.
Después, en el contexto de un dialogo abierto y público en Google+, del cual queda constancia, planteo, de forma quizás provocadora, la ausencia de crítica en la entrevista. El dialogo discurre por  cauces naturales. con argumentaciones, aportaciones de razones, etc. Pueden verlo, traducido y comentado, en un post publicado en BLOGCUED y en Redes Abiertas. Pero lo realmente importante es la intervención de Siemens y lo que manifiesta:

Stephen Downes y yo estamos explorando las posibilidades del aprendizaje distribuido en redes sociales tecnológicasNo decimos que tengamos todas las respuestas. Lo hacemos basándonos en el hecho de nuestra experiencia en  cursos abiertos que, no obstante, son una base de investigación en nuestro trabajo para mejorar la forma en que las personas aprenden en redes. Desde el primer curso que impartimos, en 2008, tenemos un modelo pedagógico que ha mejorado con los nuevos enfoques con los que hemos experimentado. Hasta la fecha, todo HA SIDO confirmación de la experiencia obtenida, de los primeros trabajos, que Stephen Downes y yo teníamos sobre el conectivismo. Parte de lo que sostenemos es que el aprendizaje es un proceso complejo, en red, interactivo, dinámico y social. Sus críticas son parte de eso [se refiere a que nuestras críticas constituyen parte de su método]. Con el conectivismo, estamos conociendo … en lugar de decir lo que ya sabemos.”
Posteriormente en una entrevista similar del  LE@D | Laboratório de Educação a Distância e eLearning da UAb, con José Mota, tengo oportunidad de desarrollar estas ideas. 
image
Febrero 2013Diálogo con Downes:
En el post "La visión de los MOOCs ¿está condicionada por la propia experiencia de los autores como alumnos?" reproduzco unas manifestaciones de Downes que hace a partir de una conversación con John Mak. 
John reproduce un fragmento de Downes en su blog. En él Stephen comparte un consejo a los profesores a partir de su experiencia como alumno, sobre el aprendizaje en línea, dice:
"Cuando asistí a la universidad, por ejemplo, asistí a algunas clases muy grandes. Nunca conversé con mi instructor en absoluto. Incluso tuve dificultades para comunicarse con el asistente de enseñanza. Yo estaba muy solo. La mayor parte del aprendizaje en línea ofrece un mayor nivel de interacción que esto. "
Una teoría puede ser desencadenada a partir de una percepción, de una intuición provocada por experiencias personales, pero no se puede justificar con ellas, entonces no es una teoría, todo lo más un ensayo. Pensé. Y en función de una aseveración que hice se provocó el siguiente diálogo (reconozco que no fui muy diplomático):

Tras unos intercambios de comentarios interviene Downes
Stephen Downes Yes I am influenced by my personal experiences. But that’s a strength, not a weakness. I know that the rest of the world is not like me, and I don’t prescribe my own experiences to everyone. But I don’t prescribe carefully managed and paced learning for everyone either. When I appeal to my own personal experiences, I also appeal to the reader, and ask, in *your* personal experience, would you be comfortable learning like *that*? My method is to draw from my experiences, but to appeal to your experiences. In so doing, I don’t treat the student generally as someone who must be prescribed to, but rather, as someone who must be implicated in his or her own learning.
Es decir (traducción mía): 
Stephen Downes Sí, estoy influenciado por mis experiencias personales. Pero eso es una fortaleza, no una debilidad. Yo sé que el resto del mundo no es como yo, y no receto mis propias experiencias para todos. Como tampoco me receto el aprendizaje cuidadosamente administrado y al ritmo que es bueno para todos los demás. Cuando hago un llamamiento a mis propias experiencias personales,  también me dirijo al lector, y le pido, en *su experiencia personal*, ¿estarías cómodo de aprender lo *que* yo aprendo? Mi método consiste en extraer de mis experiencias, pero para atraer a sus experiencias. Al hacer esto, yo no trato a los estudiantes en general como alguien que debe ser recetado a, sino como alguien que debe estar implicado en su propio aprendizaje.
Mi apreciación es que confunde niveles: La personalización está bien, pero eso es en todo caso un método docente o una orientación práctica, pero no un sistema de investigación ni sirve para avalar sus teorías. Confunde niveles, extrapola la bondad de algo que es bueno en un nivel —-la práctica pedagógica—- a otro: El de la investigación y como validez o aval con fuerza de prueba para la teoría. Es la falacia conocida como “del francotirador”.